Las ventas de vehículos nuevos importados en Japón, incluidos los de marcas niponas fabricadas en el extranjero, cayeron en junio un 18,7% interanual hasta las 18.698 unidades, informó hoy la Asociación de Importadores de Automóviles. Se trata del decimocuarto mes consecutivo en que este indicador retrocede debido al fuerte descenso de la demanda global de vehículos, después de la caída del 20,6% en mayo y del 30,5% en abril respecto a los mismos meses de 2008. No obstante, algunas marcas extranjeras mejoraron sus ventas en junio gracias a las campañas de promoción y descuentos.