Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros se situaron en 6.167 unidades en el mercado español durante el pasado mes de agosto, lo que representa una reducción del 23,9%, que se suma al descenso del 51,5% que se registró en el mismo mes de 2008, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam). Estas cifras ponen de manifiesto la fuerte reducción de las ventas de este tipo de vehículos contabilizadas en los últimos dos años. Así, las matriculaciones de agosto de este año son casi una tercera parte de las entregas del mismo mes de 2007, cuando se vendieron más de 16.000 unidades.