Las ventas de lubricantes para automoción cerraron el primer trimestre de 2010 con un crecimiento del 16%, con lo que parece confirmarse la tendencia al alza iniciada en el último trimestre de 2009, cuando aumentaron un 13%, según datos de la Asociación Española de Lubricantes (Aselube).

No obstante, en el conjunto de 2009, las ventas de lubricantes para automóviles registraron un retroceso del 11%, que se suma a la caída también del 11% contabilizada en el ejercicio anterior. La venta de todo tipo de lubricantes bajó un 18% en 2009 y un 10% en 2008.