La compañía automovilística estadounidense vendió un total de 178.896 vehículos en enero en EEUU, lo que supone un aumento del 21,8% con respecto al mismo mes de 2010. La cifra está por encima de las previsiones.
Las cuatro principales marcas de General Motors -Chevy, GMC, Cadillac y Buick- vendieron un 23% más.