Las sólidas ventas en el extranjero no lograron contrarrestar la debilidad en las operaciones en América del Norte de General Motors Corp cuyas ventas a nivel mundial de autos y camionetas cayeron en el primer trimestre un 0,6% a 2,25 millones de vehículos. El total del período ubicó a la empresa automotriz por debajo de Toyota Motor Corp. Las ventas de la empresa cayeron un 10,2% a 947.498 en América del Norte, afectadas por los elevados precios de los combustibles y las preocupaciones en torno a los mercados de crédito e inmobiliario.