La industria de electrodomésticos de gama blanca, afectada por el frenazo de la construcción de viviendas y la contracción del consumo, cerró el segundo mes del año con una caída acumulada de las ventas del 30,63%, según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos de Línea Blanca (Anfel). El sector vendió en enero y febrero 453.153 unidades menos que en el mismo periodo del año anterior, lo que supuso un descenso de la facturación del 29,82%.