La industria de electrodomésticos de gama blanca vendió en los cinco primeros meses del año 922.675 unidades menos que en el mismo periodo de 2008, lo que supone un descenso de las ventas del 25,78%, según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos de Línea Blanca (Anfel). En declaraciones a Europa Press, el director general de Anfel, Alberto Zapatero, manifestó la "creciente preocupación" de la industria acerca de la evolución de las ventas, fundamentalmente por su repercusión en el empleo, tanto directo como indirecto. En términos de valor, el sector registró entre enero y mayo una caída de la facturación del 25,73% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.