Las ventas de automóviles de ocasión alcanzaron 333.200 unidades en los tres primeros meses del año, lo que supone una reducción del 10,2% en comparación con el mismo período de 2007, según ha infomado la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam). Este descenso se explica en parte por el desplome de las compras de coches usados por parte de la población inmigrante, que experimentaron un descenso del 40% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta situarse en poco más de 26.000 unidades.