Las ventas minoristas en Alemania sufrieron un descenso del 1,8% en mayo con respecto a abril y del 3,7% en comparación con el mismo mes del año pasado. El dato es peor a las estimaciones de los analistas, que auguraban un retroceso del 0,3% en el mes y del 0,5% en tasa interanual.