Las solicitudes de hipotecas de Estados Unidos subieron la semana pasada a su máximo desde mediados de mayo, pues los consumidores buscaron aprovechar las tasas de interés más bajas en meses, mostraron el miércoles los datos de un grupo del sector.

La Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA, por sus siglas en inglés) dijo que las tasas para las hipotecas a 30 años con tasa fija se ubicaron debajo del 5 por ciento por tercera semana seguida, llegando a un mínimo en 4 meses.

La demanda de refinanciamiento de préstamos fue la más alta desde mediados de mayo.