Las reservas en moneda extranjera en el Eurosistema han caído hasta los 198.200 millones de euros, tras disminuir en 1.800 millones de euros en la semana que finalizó el 31 de julio. El Banco Central Europeo (BCE) ha informado de que esta variación se ha producido como consecuencia de las operaciones de cartera y por cuenta de clientes y las inyecciones de liquidez en dólares.