El número de personas que hicieron una petición para cobrar subsidio de desempleo en Estados Unidos cayó la semana pasada en 6.000 personas hasta 331.000 frente a 337.000 de la pasada semana.
 
Para los expertos esta cifra refleja una tibia mejoría del mercado laboral del país, ya que mostraría como cada día se producen menos despidos en el país. Sin embargo, la media de cuatro semanas ha sufrido un ligero aumento hasta 331.250 personas. (Ver comunicado)

La evolución del mercado laboral es uno de los indicadores que más observan los analistas de cara a la decisión que tome la Reserva Federal en los próximos meses de comenzar a retirar los estímulos monetarios.

De hecho, aunque en julio la tasa de paro cayó hasta el 7,4% de la población activa –frente al 7,7% del mes anterior-, la cifra sigue siendo extremadamente elevada tanto para el gobierno, como para la Reserva Federal.

A finales de la semana pasada había caído en 14.000 personas el número de personas que recibían subsidios de desempleo, hasta 2,99 millones.