El banco de inversión norteamericano reportó sus primeras pérdidas en seis años tras provisionar 7.900 millones de dólares para hipotecas de alto riesgo y otros activos de renta fija, la mayor efectuada por una firma de Wall Street. En el tercer trimestre, Merrill Lynch presentó unas pérdidas 2.240 millones de dólares, 2,82 dólares por acción, en comparación con el beneficio de 3.050 millones de 2006. La pérdida excede los 45 centavos esperados por el mercado, mientras que Merrill Lynch dijo el 5 de octubre que perdería, como mucho, 50 centavos por acción.