Las matriculaciones de automóviles en Alemania subieron entre enero y julio hasta 1,9 millones de vehículos, un 3% más que en los mismos meses del año pasado. Según ha informado hoy la Asociación de la Industria Automotriz Alemana (VDA), el mercado automovilístico alemán está lastrado por el empeoramiento de las perspectivas coyunturales y los elevados costes de los carburantes. La producción de los fabricantes alemanes subió hasta julio el 1%, hasta 3,5 millones de unidades, frente a igual periodo de 2007.