Las marcas automovilísticas han lanzado intensas campañas promocionales de ventas de coches complementaria con el Plan 2000E que, en algunos casos, pueden alcanzar hasta los 10.000 euros de descuentos sobre los precios oficiales. Estas campañas, que en la mayoría de las marcas estaban activas desde principios de año ante la insistente caída de ventas y el aumento de los stock, vienen ahora, en algunas de ellas, a complementar el Plan de Ayudas, mientras en otras la subvención es incluida dentro de la promoción. En el rango más alto se encuentra Fiat, que en algunos modelos de su stock, puede alcanzar los 10.000 euros de deducción sobre el precio de venta al público.