La Bolsa de Nueva York terminó a la baja el miércoles tras conocerse unos resultados decepcionantes de grandes empresas estadounidenses y el incremento de los temores sobre los préstamos hipotecarios a riesgo. El índice Dow Jones perdió un 0,38%, hasta los 13.918 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq bajó un 0,47% y cerró en los 2.699 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 perdió un 0,21% (-3,20 puntos) a 1.546,17 unidades. El martes el Dow Jones había franqueado la barra de los 14.000 puntos por primera vez en su historia, alcanzando 14.021,95 unidades en sesión. Los resultados de empresas fueron decepcionantes, en particular los de Intel, Yahoo! y Pfizer. Además, hay temores también sobre la salud del mercado de préstamos hipotecarios a riesgo (subprime) luego del último anuncio de Bear Stearns. Los dos fondos especulativos (hedge funds) de Bear Stearns que habían invertido pesadamente en préstamos hipotecarios a riesgo provocaron inquietud en los mercados financieros, ya que han perdido la casi totalidad de sus activos, indicó la casa de corretajes en una carta a sus clientes. Entre los datos económicos de la jornada, los precios al consumo subieron 0,2% en junio en Estados Unidos, superando levemente la previsión de un alza de 0,1%. El índice de base (que excluye alimentación y energía) subió 0,2%, a tono con las previsiones. Sobre un año, el alza de precios alcanzó 2,7% para el índice general en junio y 2,2% para el índice de base. La zona de confort es la tasa de inflación implícitamente aceptable para la Reserva Federal (Fed) estadounidense, entre 1 y 2% anual. Por otra parte, en una audiencia ante congresistas, el presidente del banco central estadounidense, Ben Bernanke, hizo el miércoles un diagnóstico prudente de la economía estadounidense, en el que previó una desaceleración del crecimiento como consecuencia de las dificultades del sector inmobiliario y alertó sobre los riesgos persistentes de inflación. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 5,010% contra 5,078% en la noche del martes, y el de los títulos a 30 años a 5,101% contra 5,161%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido inverso a sus precios.