El G-14, grupo que integra a las grandes inmobiliarias, manifestó hoy su satisfacción por las medida anunciada hoy por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de limitar la deducción de compra de vivienda a partir de 2011, ante su confianza en que sirva para "movilizar" a quienes actualmente tienen intención de comprar una vivienda pero estaban esperando el momento oportuno. El secretario general del grupo, Pedro Pérez, espera también que esta medida contribuya drenar el 'stock' de pisos sin vender que actualmente existe y que, según algunas fuentes, alcanza el millón de viviendas. "Aunque algunos piensan que se trata de un castigo para el sector, si se analiza fríamente supone generar un elemento de motivación para que aquellos que buscan una vivienda tomen una decisión y, en última instancia, se reduzca el 'stock' y se empiecen a construir pisos y a crear empleo", detalló Pérez.