Las franquicias inmobiliarias y de servicios financieros perdieron un total de 2.917 empleos hasta julio, al tiempo que desparecieron 767 establecimientos y doce enseñas operativas, como consecuencia del actual escenario de crisis económica, según informó hoy la Asociación Española de Franquiciadores (AEF).