Las firmas de capital riesgo en Asia, con las arcas llenas tras recaudar fondos recientemente, lo están teniendo difícil para gastar su dinero en el contexto actual. La captación de capital por parte de fondos especializados en Asia alcanzó niveles récord el año pasado, a pesar de la crisis financiera. Los fondos recaudaron un total de 48.000 millones de dólares frente a 40.100 millones de dólares en 2007, según el Centre for Private Equity Research. Sin embargo, estas firmas se están tomando su tiempo y las operaciones se producen con cuentagotas, en especial si se compara con los niveles de hace un año. Según Dealogic, el volumen de operaciones por parte de las firmas de capital riesgo en la región de Asia-Pacífico ascendió a 2.180 millones en el primer trimestre. En términos comparativos, el volumen de operaciones de capital riesgo fue de 10.240 millones en el mismo periodo del año pasado.  "Las compañías ven esto como una oportunidad de compra que se da una vez en una generación. Creen que el tiempo está de su parte así que no hay numerosos interesados", explica Thomas Britt, socio de Debevoise & Plimpton LLP en Hong Kong.