El índice de expectativas económicas que elabora el insitituto ZEW ha bajado en agosto más de lo esperado. El dato ha mostrado un descenso hasta el -6.9 frente al +10.4 del mes anterior. Las estimaciones manejaban una caída de hasta el -1. El insituto alemán ha indicado que la crisis hipotecaria ha pesado en el sentimiento del mercdo pero que las consecuencias en la economía alemana serán mínimas. Sin embargo, las importaciones se podrían ver afectadas por un menor consumo en EEUU. El indicador alemán retrocede medio punto porcentual hasta los 7.367 puntos, en línea con el resto de plazas europeas.