Los beneficios de las 35 empresas que componen el principal indicador de la Bolsa española, el Ibex35, se redujeron en el primer semestre del año un 34,5% respecto al mismo periodo del año anterior, pese a lo cual se revalorizaron el 3 por ciento en bolsa.