Las preocupaciones de los españoles ante la posibilidad de perder su vivienda hipotecada o sobre cómo afrontar la renegociación de la deuda con las entidades financieras aumentaron un 70% en 2009 respecto al año anterior, según las 400.000 consultas legales recibidas por Legálitas y recogidas en su informe 'Radiografía de la economía familiar'. Las consultas por operaciones de compra-venta de viviendas se redujeron un 35%, debido a la situación de crisis económica y a que los consumidores "miran con lupa la letra pequeña" de los contratos hipotecarios, según explicó Legálitas. Así, las entidades financieras fueron las instituciones en las que confluyeron gran parte de las reclamaciones, con un crecimiento del 25% en las consultas sobre el sector en 2009.