Las plantas cementeras españolas utilizarán como combustibles plásticos que hayan alcanzado el final de su vida útil, con el fin de reducir los residuos de este materia en vertederos y, a la vez, contribuir al ahorro de combustibles fósiles y a la reducción de emisiones. Así se establece en el acuerdo firmado entre la patronal del sector Oficemen yCiclopast, organismo que representa a productores y transformadores de plásticos en la promoción del reciclado. Los residuos plásticos utilizados como combustibles en cementeras podrán ser de diferentes orígenes.