Las cajas de ahorros lograron un beneficio atribuido de 3.226 millones de euros hasta septiembre, un 31,6% menos que hace un año, después de dotar 6.292 millones a provisiones, según informa la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Del total de provisiones realizadas por las cajas de ahorros españolas, las dotaciones netas alcanzaron 113 millones (-32%), las pérdidas por deterioro de activos financieros se establecieron en 5.324 millones (-27,7%), y las pérdidas por deterioro de otros activos, en 855 millones (+2,6%).

El resultado agregado de las cajas alcanzó 3.694 millones (-28,1%), mientras que el resultado antes de impuestos se colocó en 3.878 millones (-34,9%), y el margen de intereses, la diferencia entre los intereses obtenidos y los pagados, se situó en 11.375 millones de euros (-25,7%).

La CECA atribuye esta fuerte reducción del margen de intereses a la comparación de estos primeros nueve meses de 2010 con un entorno de tipos de interés muy bajos en el mismo periodo del año anterior en el que los tipos de interés estaban, de acuerdo con sus vencimientos, empezando a ajustarse.