Los principales índices asiáticos acabaron la sesión en territorio positivo, con la excepción del Nikkei japonés que cedió un 0,21% hasta los 9.459,08 puntos, la alerta nuclear sigue afectando el país.

Además Goldman Sachs ha recortado las previsiones de recuperación de la economía nipona, bajando la estimación de crecimiento en el año fiscal que empieza el 1 de abril 2011 desde 1,3% hasta 0,7%.

El Hang Seng de Hong Kong ha cerrado plano en los 23066.47 puntos, mientras en Australia el S&P/ASX subió un 0,47% hasta 4.755,80 puntos.

Desde el punto de vista macro, esta madrugada en Japón se han publicado el Índice de Desempleo de febrero que se ha situado en 4.6% cuando se esperaba 4.9% por el mercado y la Confianza de la pequeña industria del mes de marzo, que ha subido hasta 49.5 desde los 46.6 del mes anterior.

En el plano empresarial, en Hong Kong, Brilliance China Automotive Holdings Ltd avanzó un 7,8% y Anhui Conch un 5,6%. Mientras los productores australianos de uranio se resentían de la crisis nuclear japonesa: Energy Resouces y Extract recortaron un 2,6% y un 3,4% respectivamente en Sídney.

En el mercado de divisas, el yen ha terminado plano en los 81.72 Y/$. El won surcoreano se ha apreciado un 0.37% hasta los 1110.25 K/$ y el ringgit malayo se ha mantenido en los 3.0261 R/$.