Nintendo ha bajado a su nivel más bajo en casi seis años en la bolsa de Osaka, como consecuencia de la falta de demanda de la Nintendo 3DS y que ha llevado a la compañía ha bajar su precio y la previsión de ingresos.

El mayor fabricante mundial de videojuegos se ha dejado un 12,21% hasta los 12.290 yenes al cierre de la bolsa de valores de Osaka. Es la mayor caída desde enero de 2009 y es el cierre más bajo de la acción desde que la videoconsola Wii se introdujera en el mercado en noviembre de hace cinco años.

Nintendo reducirá el precio de la 3DS, de tan solo cinco meses de vida, hasta un 40% y ha reducido las previsiones de beneficio un 82%, como consecuencia de que los jugadores están acudiendo a los juegos del iPhone y del Facebook.

La compañía necesita “medidas drásticas” para atraer a jugadores, según dijo ayer el presidente de la empresa, Satoru Iwata en una nota de prensa.

“La compañía se encuentra en una grave situación para los próximos años hasta que ocurra algo revolucionario, no una extensión de los productos ya existentes” ha dicho Mitsuo Shimizu, analista de Cosmo Securities en Tokio.
"Los juegos sociales son la causa de la muerte porque, ‘quién se va a gastar cerca de cuarenta dólares en comprar software cuando lo puedes obtener de forma gratuita o por un precio mucho más bajo” ha añadido.

JP Morgan Chase y Nomura han sido quienes han recortado sus ratings sobre las acciones de Nintendo después de que los ingresos no alcanzaran las estimaciones de los analistas.