La zona del euro registró un  importante descenso en su déficit comercial hasta  el mes de junio, que fue de 1.600 millones de euros frente a los 13.300 millones del mismo período del pasado año.