La zona euro está en buenas condiciones de absorber los sobresaltos inflacionistas pese a los crecientes riesgos derivados de los precios de las materias primas y del petróleo, según el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia. Además, señaló que "la situación económica es mejor que la prevista hace algunos meses pero podría deteriorarse en los próximos meses".