Debido a la desaceleración del crecimiento económico, los ministros de Finanzas de la zona euro se otorgaron el lunes más tiempo para que sus presupuestos se equilibren o tengan superávit, cambiando la fecha límite del 2010 al 2012. La medida probablemente ponga un fin al 'impasse' sobre la velocidad de los recortes al déficit del presupuesto entre los ministros y Francia, luego de que la segunda economía más grande de Europa rechazó la fecha límite de 2010, cuando el presidente Nicolás Sarkozy asumió el poder en mayo de 2007. Italia también ha estado apuntando al 2011 en lugar del 2010. “Lo que se dice hoy es que el 2010 es considerado como el objetivo, pero condicionado al ciclo económico y a su desempeño”, dijo Jean-Claude Juncker, de Luxemburgo, presidente de las conversaciones habituales entre los ministros de Finanzas de la zona euro.