Indefinición entre las plazas europeas. Las dudas, protagonistas en los primeros compases de la sesión dan paso al pesimismo dentro del parqué español aún convaleciente por el fuerte tirón de orejas que ayer dio la agencia Standard & Poor´s a la economía española. El Ibex 35 se deja 0,19% hasta los 11.522 puntos con Inditex al frente de los avances tras presentar resultados. En el mercado de divisas, el euro-dólar cotiza en 1,47 unidades mientras el precio del crudo desciende posiciones hasta el entorno de los 72 dólares/barril.

La tendencia bajista cobra fuerza entre las plazas europeas que amanecían con algo más que dudas. Con pereza parecía despertar la renta variable española que cotizaba plana durante los primeros compases de la sesión pero que pronto ha sucumbido a las posiciones vendedoras. Y es que sobre el mercado aún duele el fuerte tirón de orejas que en la pasada sesión dio la agencia de calificación crediticia Standard & Poor´s (S&P) a la economía española –la agencia otorgó el nivel crediticio en perspectiva negativa-. Un toque de atención al mercado y un ultimátum al Gobierno: o adopta medidas que garanticen la disciplina fiscal y favorece el crecimiento en el medio plazo o le bajará el rating. Pero la actualidad económica tendrá que atender a las referencias macroeconómicas que llegan desde la Unión Europea –el BCE publicará su boletín mensual- mientras que, al otro lado del Atlántico, los inversores prestarán atención a las cifras semanales de masa monetaria así como a los datos de solicitudes de subsidio por desempleo.

Dentro del Ibex 35, las miradas se dirigen a Inditex que, tras haber rendido cuentas al mercado, nada a contracorriente y suma más de un 2%. El mercado premia así el beneficio registrado durante los nueve primeros meses del año fiscal que se situó en los 831 millones de euros, un descenso del 1,4% respecto al mismo periodo del año anterior. Del lado de las ganancias, pocos valores. Arcelormittal suma un 1,74%, Endesa gana un 0,92%, Iberia avanza un 0,15% mientras Gamesa consigue anotarse una revalorización del 0,08%.

No obstante, las ventas pesan y, mucho sobre el sector constructor. ¿El valor más castigado? OHL, suspendido de cotización por la CNMV durante los primeros compases de la sesión y que ha regresa al parqué con caídas que supera el 6%. Los números rojos llegan también de la mano de Ferrovial que cae un 1,78%, ACS pierde un 1,51%, Sacyr Vallehermoso se deja un 1,30% mientras FCC cae un 0,36%.

Un mal tono que se impone también sobre el sector financiero. Banco Popular encabeza los descensos con caídas del 1,39%, Banco Sabadell se deja un 0,62%, Banesto pierde un 0,55%. Mismo pesimismo que se vive entre los dos grandes bancos, Santander se deja un 0,76% mientras su homólogo BBVA desciende un 0,57%. Entre el resto de pesos pesados, Repsol YPF cae un 0,41%, Iberdrola baja un 0,24% mientras Telefónica escapa a las ventas y consigue sumar un 0,13%. 

En el mercado continuo


Las mayores caídas se imponen en los títulos de Cementos Portland que cae más de un 27%, Vidrala baja más de un 6%, Inbesos se deja un 4,22% mientras San José pierde un 4,09%. Del lado de los avances, Sniace se coloca en la primera posición por revalorización y suma un 5,48%, Grupo Tavex avanza un 4,58%, Renta Corporación sube un 4,29% mientras Funespaña repunta un 2,83%. Pero las miradas hoy están dirigidas a los títulos de SOS Corporación, suspendida de cotización por la CNMV de forma cautelar después de que Nueva Rumasa propusiera comprar entre un 25 y un 29,9% del capital de la compañía.