La venta de viviendas de segunda mano pendientes en el mes de mayo cae all 3,5%, registrando mínimos de más de cinco años y medio. Este descenso muestra que se mantiene la debilidad en el mercado de la vivienda. Esta caída del 3,5% equivale a 97,7 desde los 101,2 del mes de abril. El índice de mayo es el más bajo desde el 89,8 alcanzado en septiembre de 2001.