La venta de viviendas en España cayó un 18% en 2009, hasta totalizar 462.747 operaciones, sumando así su tercer año en negativo y el segundo peor de la serie, iniciada en 2005, según datos publicados hoy por el Ministerio de Vivienda.
Del total de ventas efectuadas el año pasado, 240.837 transacciones correspondieron a viviendas de obra nueva y 221.910 a inmuebles de segunda mano, con descensos del 27,8% y del 4%, respectivamente.

No obstante, pese a la caída anual, el cuarto trimestre de 2009 supuso un respiro para los vendedores de pisos, ya que las transacciones de viviendas aumentaron un 4,1% entre octubre y diciembre en relación a igual periodo de 2008, hasta registrar 130.572 operaciones.

El del cuarto trimestre de 2009 fue el primer incremento interanual experimentado por la venta de viviendas en tres años (desde el cuarto trimestre de 2006 no se había registrado ninguno), según destacó el Departamento dirigido por Beatriz Corredor.

Además, si se comparan las ventas del cuarto trimestre con las del tercero, se observa un crecimiento trimestral en las transacciones de vivienda del 21,4%.

Por primera vez en nueve trimestres, entre octubre y diciembre de 2009 se vendieron más viviendas de segunda mano que de obra nueva. En concreto, de las 130.572 transacciones realizadas en este periodo, 62.278 eran de obra nueva, un 16,9% menos que en igual periodo de 2008, en tanto que 68.294 eran de segunda mano, con un crecimiento del 36,5% en tasa interanual.

Por su parte, el número de viviendas compradas por los residentes extranjeros en España ascendió a 7.340 en el cuarto trimestre de 2009, lo que supone un 5,7% de las viviendas adquiridas por la totalidad de los residentes y un 21% más respecto al trimestre anterior. En cuanto al colectivo de no residentes, el número de viviendas compradas por el mismo fue de 725.

MADRID, LA ÚNICA DONDE AUMENTAN LAS VENTAS

Por comunidades autónomas, cuatro de ellas concentraron el 58% del total de las viviendas vendidas en el cuarto trimestre del año pasado: Andalucía (24.052), Madrid (17.968), Cataluña (17.030) y Comunidad Valenciana (16.807).

En el último año se registraron descensos en la venta de viviendas en todas las comunidades autónomas, salvo en Madrid, donde aumentó un 2%.

Con caídas de ventas superiores a la media nacional figuran Castilla-La Mancha (-31,9%), Canarias (-29,3%), Asturias (-24,5%), Baleares (-23,8%), Andalucía (-22,9%), Comunidad Valenciana (-22,7%), Murcia (-21,8%), Galicia (-19,4%), Extremadura (-19,2%) y Castilla y León (-18,7%).

Por debajo de la media nacional se situaron País Vasco (-17,2%), La Rioja (-14,6%), Cantabria (-10,5%), Aragón (-10,4%), Cataluña (-8,7%), Ceuta y Melilla (-7,3%) y Navarra (-1,8%).

Asimismo, las capitales de provincia en las que se registró un mayor número de transacciones inmobiliarias en el último año fueron Madrid (24.779), Barcelona (9.631), Zaragoza (6.895), Murcia (5.688), Valencia (5.610), Sevilla (5.224) y Málaga (4.763).

Respecta a los municipios que no son capital de provincia, el mayor número de ventas se produjo en Alcorcón (2.772), Torrevieja (2.570), Cartagena (2.303), Orihuela (2.300), Gijón (2.276) y Alcobendas (2.269).