Los líderes de la UE han alcanzado un acuerdo para elevar de 25.000 a 50.000 millones de euros el límite de la línea de crédito para asistir a los países socios con graves desequilibrios en su balanza de pagos. Fuentes comunitarias confirmaron a EFE que los Veintisiete han dado hoy, en el Consejo Europeo que los reúne en Bruselas, su respaldo a la propuesta de la Comisión Europea. Bruselas descarta que los fondos (quedan 15.400 millones de euros, tras los créditos concedidos a Hungría y Letonia) estén cerca de agotarse, pero cree que aumentar el umbral será una señal clara de la voluntad de la UE de apoyar a los socios que atraviesan dificultades.