La Comisión Europea ha emitido hoy bonos por valor de 4.750 millones euros para contribuir a los rescates financieros de Irlanda y Portugal, avalados por los Estados miembros a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (ESFM, por sus siglas en inglés).


El próximo 31 de mayo tras la emisión, el país luso recibirá 1.750 millones, mientras que para Irlanda irán destinados 3.000 millones de euros, tal y como se ha señalado en un comunicado.

La emisión de bonos a diez años, con vencimiento el 4 de junio de 2021, se ha colocado a un tipo de interés del 3,5%, 14 puntos por encima del mid-swap de referencia.

"La tercera colocación exitosa de 2011 confirma la aceptación de la Unión Europea como un emisor de referencia y la continua confianza del mercado en las medidas de estabilidad y asistencia puestas en marcha por la UE", señala el comunicado, en el que se considera que la rapidez con que se cerró la emisión, en apenas hora y media, y el hecho de que la demanda superó tres veces la oferta, demuestra el interés "muy fuerte" por invertir en el euro.

"Esto se compara muy favorablemente con los bonos de emisores similares", apuntó la CE.

La mayor demanda procedió de Europa, especialmente de Francia (22%) y de Alemania (15%) y Reino Unido (15%), así como del conjunto de países asiáticos (25%), y fundamentalmente de gestores de fondos (27%), bancos centrales (23%), aseguradoras y gestores de pensiones (23%) y entidades bancarias (20%).