La Comisión Europea ha respaldado la medida anunciada ayer por el Gobierno español de reforzar la lucha contra el fraude fiscal, pero expresó sus dudas sobre la efectividad de este tipo de acciones para aumentar la recaudación pública, ya que no se puede garantizar que se lograrán los ingresos previstos.

"Dimos la bienvenida a las medidas anunciadas por el Ejecutivo español el pasado 30 de diciembre y también a la presentada ayer, ahora tenemos que estudiarla con más detalle", respondió el portavoz comunitario Olivier Bailly ante las preguntas de los periodistas.

Bailly recordó que la CE ya ha evidenciado en otras ocasiones la falta de certeza que ofrecen este tipo de políticas como medio de aumentar los ingresos en las arcas públicas.

"Hemos tenido esta discusión con varios Estados miembros en lo que se refiere a la recaudación procedente de la lucha contra la evasión fiscal, ésta es una cifra no garantizada", recalcó el portavoz.