La tecnológica ABB pretende crear 20.000 nuevos puestos de trabajo durante los próximos cinco años, según reveló hoy el grupo suizo-sueco durante la presentación de los objetivos para ese periodo. En un comunicado de prensa, el presidente de ABB, Fred Kindle, aceptó que ese objetivo en materia de recursos humanos constituye un verdadero desafío, si bien recordó que la compañía "goza de una excelente reputación como creador de empleo". En ese sentido, el grupo recordó que durante los últimos tres años el ritmo de creación de puestos de trabajo fue similar al que aspiran alcanzar antes del 2011. Por otro lado, la tecnológica intentará mejorar el proceso de producción y la gestión para reducir los costes. Tras este anuncio, las acciones de la tecnológica cotizan con un descuento del 2,21% hasta los 29,22 euros.