La tasa de paro juvenil en España creció 0,3 puntos porcentuales en 2007, hasta el 18,2%, y se situó 2,8 puntos por encima a la media de la UE-27 (15,4%), según datos de Eurostat recogidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE). Además, España se situó entre los seis únicos países donde la tasa de paro juvenil aumentó entre 2006 y 2007, al pasar del 17,9% al 18,2%, en 2006, junto a Luxemburgo (+1,3 puntos), Portugal y Reino Unido (ambos con +0,3 puntos), Irlanda (+0,1%)) y Dinamarca (+0,5 puntos). Según los datos de Eurostat recogidos por el IEE, la tasa de desempleo juvenil "ha continuado bajando" en la UE-27, con lo que pasó del 17,1% de 2006 al 15,4% de 2007. Respecto a los niveles del resto de países, los datos de Eurostat señalan que un total de cinco superaron el 20% en 2007, entre las que destacó Grecia, en cabeza con un 22,9%, seguida de Polonia (21,7%), Italia (20,3%), Eslovaquia (20,3%), y Rumanía (20,1%)