España elevará su tasa de paro hasta el 19,4% al finalizar el primer trimestre de 2010, su tasa más alta desde diciembre de 1996, y aunque registrará su menor incremento en dos años, la cifra de desempleados se situará en 4,5 millones, nuevo máximo histórico. Así lo refleja el Euroíndice Laboral que elaboran el IESE y Adecco y en el que se incluyen resultados y previsiones de hasta siete países: España, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Polonia y Portugal.