El índice de ocupación de Iberia descendió 0,5 puntos porcentuales en los primeros siete meses del año, al pasar del 80,3% del mismo periodo del 2008 al 79,8%, informó hoy la aerolínea. La mayor caída se registró en los vuelos de largo radio, con una pérdida de 2,2 puntos, al pasar del 85,8% al 83,6%, mientras que en el mercado nacional hubo un crecimiento de 0,8 puntos, del 71,4% al 72,3%.
Iberia registró en julio un coeficiente de ocupación de sus vuelos del 84,8%, lo que supone un aumento de 0,2 puntos porcentuales en comparación con el mismo mes del ejercicio anterior, a pesar del descenso de 2,2 puntos en las rutas de largo radio, hasta el 86,9%, según los datos publicados hoy por la aerolínea.

La compañía, que no especifica el número de pasajeros transportados, registró un aumento de la ocupación en las rutas domésticas hasta el 78%, 5,6 puntos porcentuales más con respecto a julio de 2008, mientras que en los vuelos de medio radio la cifra se incrementó en 2,4 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 83,3%.

En julio, la aerolínea redujo un 3,8% su oferta --asientos por kilómetro ofertados (AKO)--, con un descenso de capacidad en las conexiones domésticas del 6%. En el medio radio, la capacidad bajó un 6,5%, aunque el recorte sólo se aplicó a las rutas europeas (-8,1%), mientras que los enlaces a África y Oriente Próximo aumentaron su capacidad un 6,1%. En cuanto a los enlaces de largo radio, registraron un recorte de la oferta del 2,2%.

Paralelamente, el tráfico de Iberia medido en términos de demanda --pasajeros por kilómetro transportados (PKT)-- descendió un 3,7%, a pesar del incremento del 1,3% en el mercado doméstico.

En el largo alcance el tráfico se recortó en un 4,6%, mientras que en el medio radio descendió un 3,6%, con una caída del 5% en las conexiones europeas que contrastó con el crecimiento del 6,7% experimentado en las rutas de África y Oriente Próximo.

SE SUAVIZA LA CAÍDA EN LOS SIETE PRIMEROS MESES

Entre enero y julio, Iberia registró un coeficiente de ocupación de sus vuelos del 79,8%, 0,5 puntos porcentuales menos en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, con un descenso de 2,2 puntos en las rutas de largo radio, hasta el 83,6%.

La compañía registró un aumento de la ocupación en las rutas domésticas de 0,8 puntos porcentuales, hasta el 72,3%, mientras que en los vuelos de medio radio la cifra se incrementó en 1,7 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 74,6%.

Hasta julio, la aerolínea recortó un 5,9% su oferta, principalmente en el mercado doméstico (-14,2%). En el medio radio (-8%), la aerolínea redujo un 9,4% su capacidad en conexiones europeas, pero la incrementó un 3% en el caso de las rutas a África y Oriente Próximo, mientras que en los enlaces de largo radio la oferta descendió un 3%.

En cuanto a la demanda, registró en los siete primeros meses un descenso del 6,6%, con caídas generalizadas en todos los segmentos. En el caso de las rutas nacionales, sufrieron un recorte del 13,2%, mientras que en las de medio alcance el tráfico cayó un 5,8%, con descensos del 6,4% en las conexiones europeas y del 1,8% en las rutas de África y Oriente Próximo. En los vuelos de largo radio, la demanda descendió un 5,5%.