Caja Madrid continúa frenando ligeramente el avance de la morosidad durante el tercer trimestre de 2009 en comparación con el anterior, gracias a las medidas de control de riesgo que ha adoptado. De esta manera, dicha tasa se situó en el 5,38% al cierre de septiembre, lo que presentó una mejora frente al 5,5% de finales de junio.