El paro subió en 1.118.600 personas en 2009 respecto a 2008, un 34,87% más, situándose el número total de desempleados en 4.326.500 personas y la tasa de paro en el 18,83%, cifra casi cinco puntos superior a la del año anterior, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha hoy pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
La tasa de paro alcanza así su nivel más alto de la serie histórica comparable, que arranca en 2001. Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, no se alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el primer trimestre de 1998, cuando la tasa de paro llegó a situarse en el 19,41%. El número de parados, por su parte, también supone una cifra récord para la economía española.

De esta forma, 2009 se convierte en el tercer año consecutivo en el que se incrementa el número de desempleados. En 2007, el paro se incrementó en 117.000 personas, en 2008 subió en 1.280.300 desempleados, y en 2009 en 1.118.600 personas.

A esa cifra de 4,3 millones de desempleados con la que se cerró 2009 se ha llegado después de que el paro se incrementara en el último trimestre de 2009 en 203.200 desempleados, un 4,9% más que en el tercer trimestre.

SE DESTRUYEN EL DOBLE DE EMPLEOS QUE EN 2008


Aunque el aumento del paro fue ligeramente inferior en 2009 que en 2008, no ocurrió lo mismo con el volumen de empleos perdidos. Así, el año pasado se destruyeron 1.210.800 puestos de trabajo (-6,1%), frente a los 620.100 que se perdieron en 2008.

En el último trimestre de 2009, el número de ocupados se redujo en 224.200 personas (-1,2%), cerrándose el ejercicio con 18.645.900 ocupados.

En el último año, el número de asalariados disminuyó en 815.500 personas, de los que 668.000 tenían contrato temporal, demostrando así que los ajustes de plantilla han afectado sobre todo al empleo temporal.