El holding público cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio de 50,6 millones de euros, frente a las pérdidas de 10,4 millones del mismo periodo del pasado ejercicio. Los ingresos de explotación de Sepi crecieron un 23%, hasta 2.488,4 millones de euros, mientras que los gastos de explotación aumentaron un 15% y se situaron en los 2.571 millones.