La Reserva Federal solicitó la semana pasada a los bancos de EE UU que incrementen las cantidades de nuevo capital antes de que comiencen a devolver los fondos estatales, aplicando de este modo un criterio más estricto que lo mostrado por los test de estrés de mayo. JPMorgan y Amercan Express fueron informados de que necesitan incrementar su capital, cuando hace cuatro semanas les dijeron que tenían el necesario.