La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años permanece en el 4,75 por ciento en la apertura de la sesión en el mercado secundario de deuda pública, sin moverse del nivel alcanzado al cierre del viernes. Por lo tanto, estos bonos inician la semana a un precio del 105,88 por ciento, casi idéntico al 105,89 que marcaban en el momento del último cierre.