La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años se anotó hoy cinco centésimas en los primeros minutos de sesión en el mercado secundario de deuda pública, con lo que se situó en el 4,11 por ciento. Este repunte supone que el precio de estos bonos, que evoluciona en sentido contrario al rendimiento que ofrezcan, bajó en la apertura de la sesión hasta el 104,10%, desde el 104,55% que marcó al finalizar la última sesión. En cuanto a los bonos internacionales de referencia, el alemán subió seis centésimas, hasta alcanzar el 3,12%, en tanto que el estadounidense marcaba a primera hora una rentabilidad del 2,93%. Por el contrario, los contratos de futuros de la deuda alemana empezaban el día con pérdidas, que los llevaban hasta el 123,27% desde el 124% del viernes, igual que los que se negocian sobre el comportamiento futuro de la deuda estadounidense, que cedían hasta el 121,20%