Las obligaciones españolas a diez años han comenzado la sesión en el mercado secundario de deuda pública con un recorte de cuatro centésimas en su rentabilidad, hasta el 4,42%. En cuanto a los bonos internacionales de referencia, el alemán ha perdido tres centésimas y se sitúa en el 4,33%, mientras el estadounidense ha quedado fijado en el 4,71%.