La salida de la actual crisis económica mundial requiere orientar el crédito bancario hacia la pequeña y mediana empresa, que son las que "crean la mayor parte de los puestos de trabajo", afirmó hoy en Miami el director general adjunto de Cajasol, Francisco Javier Romero. "Este es el sector que puede ejercer de locomotora de la recuperación económica", dijo Romero en su intervención en el XXX Congreso Hemisférico de Cámaras de Comercio e Industria Latinas (Camacol), que concluye mañana y a la que asisten empresarios y funcionarios de América Latina, España y Estados Unidos. La clave radica en que las entidades financieras se fortalezcan para facilitar el crédito "a quienes lo necesitan y lo merecen", apuntó el director adjunto de Cajasol. Para ello, y como paso previo, dijo, es indispensable que la banca incremente y consolide su "liquidez, solvencia y eficiencia", ya que sólo así puede "avalar el riesgo y los proyectos de los demás".