La recaudación generada el pasado año por el impuesto de matriculación se situó en 708,31 millones de euros, lo que supone un fuerte descenso del 34% en comparación con los 1.077,5 millones de euros contabilizados en 2008, según datos oficiales de la Agencia Tributaria, a los que tuvo acceso Europa Press.  Este descenso de los ingresos generados por el impuesto de matriculación transferido a las comunidades autónomas se explica principalmente por la caída del mercado automovilístico. Según los datos de Hacienda, las matriculaciones bajaron un 16,4% en 2009, hasta 896.304 unidades.