La productividad estadounidense volvió a registrar un fuerte aumento durante el cuarto trimestre del 2009, después que el crecimiento de la economía no impidiera a muchas empresas reducir los costos laborales. La productividad en el sector no agrícola aumentó a una tasa anualizada del 6,2% en el cuarto trimestre, según cifras preliminares publicadas el jueves por el Departamento de Trabajo. En el tercer trimestre, la productividad creció un 7,2%, cifra inferior a la estimación inicial para ese período, de un aumento del 8,1%.