La producción industrial de Japón ha caido un 0,4 por ciento en julio respecto a junio en términos desestacionalizados, su cuarta caída en cinco meses. Y es que el terremoto de Niigata provocó la parada de la producción durante varios días en los principales fabricantes de coches del país, según los datos provisionales ofrecidos por el Ministerio de Economía, Comercio e Industria. Sin embargo la producción industrial ha aumentado un 3,2 por ciento interanual tras su avance del 1,1 por ciento en junio.